Drenaje Linfático

Drenaje linfático

 

El drenaje linfático es una técnica manual que favorece la circulación de la linfa, mejorando así cuadros edematosos, inflamaciones y retenciones de líquidos orgánicos.

 

El sistema linfático y el sistema inmunológico están íntimamente relacionados ya que la función de los ganglios linfáticos es depurar los agentes patógenos, es decir, desprenderse de las sustancias que nuestras células han deshechado.

 

Los edemas o retenciones se producen cuando el sistema linfático no es capaz de depurar ciertas zonas, y por lo tanto los líquidos y las sustancias de deshecho se estancan.

 

Por lo tanto podemos decir que el drenaje linfático mejora también nuestro sistema inmunológico.

 

Indicaciones:

  • Edemas ( traumaticos, embarazo, postoperatorio, premenstrual).
  • Varices.
  • Piernas Cansadas o hichadas.
  • linfedema a consecuencia de tratamiento oncológico (imprescindible consentimiento médico).