Disfunción articulación temporomandibular

Disfunción de la articulación temporomandibular, un problema que tiene solución

Hay pequeños trastornos y problemas de salud que pueden ser considerados como algo normal y que está con nosotros sin más. Pequeños dolores en la zona mandibular, un ligero pitido, los conocidos como acúfenos, que se escuchan en los oídos, crujidos que se sienten junto al oído y otros pequeños problemas que parecen no tener ninguna relación, pueden estar todos relacionados de alguna manera.

La disfunción de la articulación temporomandibular pueden estar detrás de todas estas cosas. Este problema consiste en una serie de alteraciones que afectan a las articulaciones y los músculos alrededor de la mandíbula.

Solución a los problemas de la mandíbula

Estas disfunciones afectan a los músculos que mueven la mandíbula y estos problemas se pueden trasladar hasta la zona ósea. Pequeños problemas que aislados pueden ser una molestia menor, pero que si se sufren de manera constante pueden representar un serio inconveniente en el día a día.

La disfunción de la articulación temporomandibular pueden ser producidos por causas genéticas o provocadas por el desarrollo, una maloclusión de la mandíbula, la pérdida de piezas dentales que provoca una mala posición de la mandíbula, el bruxismo producido por el estrés o una mala postura de la mandíbula o traumatismos en la misma.

La mandíbula está muy unida al cráneo y otras partes del cuerpo, como es la columna cervical y su mal funcionamiento puede provocar estos problemas de salud. Las crepitaciones son sonidos articulares que se escuchan en el interior del cráneo. Los acúfenos son pitidos en el oído que además provocan una sensación de oído taponado.

Otros efectos que se pueden sufrir es algún tipo de dolor en la cara, el cuello o la propia mandíbula, cefaleas y problemas para masticar alimentos duros que necesitan cierto esfuerzo. Todo esto puede conducir a sentir alteraciones en la sensibilidad facial.

La disfunción de la articulación temporomandibular puede ser tratada y sus síntomas combatidos con el cuidado adecuado de la zona. Podemos ayudarle con este problema y mejorar su calidad de vida, evitando que represente un problema a largo plazo.

Consulte con Physiosmart y descubra cómo podemos ayudarle a evitar problemas causados por este inconveniente que puede afectar a su día a día. ¡Estamos a su disposición!